Asociación Bancaria de Panamá

Los abajo suscritos, en representación de gremios del sector privado, por considerar fundamental el reconocimiento y promoción de principios y valores éticos en las relaciones comerciales, nos comprometemos a trabajar en una propuesta integral de ética empresarial, desarrollando en conjunto una iniciativa medular compuesta por las siguientes siete (7) vertientes que confluyen y se complementan entre si

1.- Principios básicos de Ética Empresarial.

Acogemos los principios básicos de ética empresarial -contenidos en documento anexo al presente Pacto, y que forma parte integral del mismo-, que consisten en principios y estándares generalmente aceptados que habrán de servir por si solos como referencia o parámetro para las empresas en Panamá en materia de conducta ética empresarial, o para que con base en ellos desarrollen sus códigos de conducta ética empresarial, o para que adecuen dichos códigos, en caso de que ya los tengan. Nos comprometemos a promover la adhesión de estos principios por parte de todas nuestras empresas agremiadas, así como también a promover su aceptación por parte de empresas no agremiadas. Así también, nos comprometemos a establecer como requisito para optar por la membresía en nuestros respectivos gremios, el que la persona o empresa acoja primero los Principios Básicos de Ética Empresarial.

2.- Diálogo y coordinación, permanente e incluyente.

En Panamá se han dado distintos eventos, conferencias, seminarios y foros sobre ética en el sector privado, que han logrado un nivel de reconocimiento general sobre la importancia de prácticas transparentes y éticas. Como un siguiente paso en la misma dirección, nos comprometemos a establecer un mecanismo para que se de un diálogo y consulta permanente dentro del sector privado, sobre el tema de la ética empresarial, en forma coordinada y cada vez más incluyente, a efecto de poder avanzar de la manera más eficaz en cuanto a la implementación de prácticas de ética empresarial; lo anterior incluirá el establecimiento o fortalecimiento de medidas concretas y efectivas que aseguren que el actuar ético prevalezca en el sector empresarial panameño.

3.- Capacitación en materia de Ética Empresarial.

Reconocemos que para instaurar una cultura ética en forma sostenible y duradera, es necesaria la capacitación como resultado de la cual se ha de lograr el fortalecimiento de la habilidad en el sector privado para implementar programas de ética empresarial sostenibles en las distintas empresas. Con ello en mente, acogemos con beneplácito la colaboración ofrecida por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos y el PNUD-Panamá, en cuanto a la capacitación en materia de ética empresarial; se trata de un programa que se divide en dos, uno para “Capacitar al Capacitador”, diseñado para enseñar a personas dinámicas los conocimientos y habilidades necesarias para construir y mantener un programa sobre ética en sus respectivas empresas, y el otro consistente en un programa de capacitación general en materia de ética empresarial, que persigue brindar a los participantes un curso rápido sobre los principios básicos para establecer un programa sobre ética en sus respectivos negocios u organizaciones empresariales.

4.- Desarrollo de un Manual de Ética Empresarial, y de otras herramientas de capacitación.

Reconocemos la conveniencia de contar con un Manual de Ética Empresarial para el fortalecimiento y vigencia permanente de una cultura ética en las empresas, y como una herramienta complementaria dentro de los procesos de capacitación y seguimiento.

5.- Coalición entre el sector público, la sociedad civil, y el sector privado.

Manifestamos nuestra anuencia y disposición de invitar al gobierno nacional, y a la sociedad civil, para que en forma conjunta con el sector privado se establezca una coalición y mecanismo de coordinación, implementación y monitoreo permanente, en torno al tema de la conducta ética en la sociedad panameña, el diagnóstico del problema en forma integral, y posibles soluciones concretas y efectivas, con efectos sostenibles y duraderos.

6.- Instaurar el actuar ético empresarial en una forma sostenible y duradera.

El “actuar ético” supone transparencia, y que en toda empresa se ejerza un verdadero liderazgo ético; que se le de el valor que corresponde a una conducta ética. Supone que los integrantes de una empresa, empleados y empleadores, actúen en el ejercicio o desempeño de sus funciones diarias teniendo siempre en mente preceptos éticos básicos, con base en lo que llamamos un buen “gobierno corporativo”, que no es más que un conjunto de principios y actos mediante los cuales se planifican estratégicamente y se fijan los principales objetivos, estableciéndose los procesos de seguimiento sujetos a controles internos y externos, para la verificación de su efectiva ejecución.
Al hacer alusión a “principios”, nos referimos a principios generales tales como la probidad; prudencia; justicia; templanza; idoneidad; responsabilidad; obediencia; y a principios particulares tales como la aptitud; capacitación; legalidad en la actuación; veracidad; discreción; transparencia; equidad; igualdad de trato; ejercicio adecuado de las funciones inherentes a cada cargo; uso adecuado de los bienes de la empresa; uso adecuado del tiempo de trabajo; colaboración; uso adecuado de la información; obligación de denunciar actos de corrupción; dignidad y decoro en la actuación; honor; tolerancia; equilibrio en el discernimiento, etc.
Nos comprometemos a desarrollar una iniciativa integral en materia de ética empresarial tendiente al reconocimiento y adopción de los referidos principios, y el fomento e implementación de un buen gobierno corporativo en las empresas, en forma sostenible y duradera.

7.- Mecanismo de evaluación y certificación de la conducta ética en las empresas.

La generación e implementación de nuevos paradigmas quedarían en el aire e incompletos sin procesos reeducativos, publicidad a lo interno y externo de la corporación, así como el establecimiento de registros y archivos, capaces de soportar una auditoria general (“Auditoria Ética”, si se quiere) que abarque lo expuesto, ya sea ésta interna o externa, y la apropiada publicidad de resultados.

Entender, aplicar y aceptar el nuevo concepto de forma integral implica la anuencia a someterse formalmente y de manera pública, a un proceso de evaluación y certificación, sobre la forma como se adoptan las decisiones éticas en las distintas empresas, quién las adopta y cómo son las mismas revisadas dentro de una empresa. Lo anterior, sumado a la comprensión de que ello agrega valor y promueve beneficios tangibles a las empresas, sean del tamaño que sean, que desean diseminar de manera transparente su apego y valorización de aquello que abarcan, en todas sus dimensiones, particularmente en materia de actitudes y conductas estructuradas hacia el “actuar ético”.

La propuesta, según lo ha ideado y conceptualizado la APEDE, comporta una suerte de nueva norma tipo ISO, para la certificación de la vigencia, observancia, cumplimiento, eficiencia y eficacia del actuar ético empresarial.

En tal sentido, la estructuración, establecimiento y funcionalidad integral, sujeta a la debida credibilidad, de una entidad certificadora del actuar ético de las empresas que así se sometan a dicho proceso, es pertinente y necesaria. Tal como lo es el comprender y aceptar las ventajas y riesgos involucrados en tal aceptación, ya que la entidad autorizada para certificar, también lo estaría para sustraer la certificación.

Los abajo suscritos, en conclusión, trabajaremos en el desarrollo de una iniciativa sostenible en materia de ética empresarial, apoyando el establecimiento de mecanismos concretos y efectivos, según lo indicado en los párrafos anteriores.

EN FE DE LO CUAL, suscribimos el presente documento en la ciudad de Panamá, a los veintiún (21) días del mes de octubre de dos mil tres (2003).

Firmantes (sector privado: Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE); Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIYAP); American Chamber of Comerse (AMCHAM); Colegio de Contadores Públicos Autorizados de Panamá; Asociación Bancaria de Panamá (ABP); Bolsa de Valores de Panamá (BVP); Asociación Panameña de Aseguradores (APADEA); Colegio Nacional de Periodistas; Sindicato de Industriales de Panamá (SIP); Unión Nacional de la Pequeña y Mediana Empresa (UNPYME); Asociación Nacional de Financieras (ANAFI); Asociación de Corredores de Bienes y Raíces (ACOBIR); Colegio Nacional de Abogados (CNA); Asociación Médica Nacional; Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA); Consejo Empresarial Estados Unidos- Panamá (USPA); Asociación de Pequeños y Medianos Productores; Cámara Oficial Española de Comercio; Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón; Consejo Nacional de Periodismo.

Testigos (sociedad civil): Consejo de Rectores de Panamá; Transparencia Internacional - Capítulo de Panamá; Fundación Panameña de Ética y Civismo; Compromiso Panameño Social (COMPASS); Club Rotario de Panamá; Club de Leones de Panamá; Club Kiwanis de Panamá; Club Activo 20-30.

Testigos (iglesias históricas): Conferencia Episcopal Panameña; Comité Ecuménico de Panamá; Iglesia Católica; Iglesia Metodista de las Américas y el Caribe; Iglesia Episcopal de Panamá; Iglesia Evangélica Metodista.

Testigos (sector público): Órgano Ejecutivo (Presidente de la República); Órgano Legislativo (Presidente de la Asamblea Legislativa); Órgano Judicial (Magistrado Presidente de la Corte Suprema de Justicia); Procuraduría General de la Nación; Procuraduría de la Administración; Defensoría del Pueblo; Superintendencia de Bancos; Comisión Nacional de Valores; Superintendencia de Seguros y Reaseguros.

Refrendado por: Departamento de Comercio de los Estados Unidos de América; Embajada de los Estados Unidos en Panamá; Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) - Panamá; Red del Pacto Global - Panamá.

Primer empresario en acoger el Pacto Global de Naciones Unidas en Panamá y adherirse a los Principios Básicos de Ética Empresarial, en nombre propio y de las empresas que represente: Señor D. Federico Humbert (Empresa General de Inversiones, S.A.).